qué investigo

Foto: Taringa.net

Examen parcial, reprobar y tesis son de los términos más temidos por los estudiantes de las universidades, pero el último es  indudablemente el que mayor dolor de cabezas les ocasiona, ya que en la mayoría de los casos la tesis  es la que determina que los estudiantes obtengan o no un título universitario.

Aunado a la preocupación de los estudiantes surgen interrogantes  como ¿qué investigo? y ¿cómo hacerlo? Estas son preguntas decisivas y de mucha importancia para llevar a buen término la investigación. A continuación, brevemente expongo respuestas a estas preguntas para ayudarte a  aliviar un poco el estrés de la temida tesis.

¿Qué investigo?

Los temas de investigación surgen de la observación de la realidad, por lo tanto, debes elegir un tema que sea lo más objetivo posible, cuestiones subjetivas como el amor en este caso no son factibles de investigar.

La temática por la que te inclines debe ser importante para la sociedad, ya que se espera que brindes un aporte para tratar de resolver algún problema.

Asegúrate de que el tema que quieres investigar tenga suficiente información  y fuentes para consultar. Recuerda que muchas personas probablemente  hayan investigado lo que te interesa pero no por eso quiere decir que no tengas algo novedoso que aportar,  tomando en consideración lo que ya se ha investigado.

Toma en cuenta la extensión y costo de  lo que te generará la investigación, de esta forma sabrás delimitar mejor la temática. Y por último, no olvides que lo que decidas indagar debe atraerte, sentirte cómodo para que la tesis te resulte amena y no una pesadilla, al menos no de esas pesadillas donde un monstruo se roba tu trabajo de investigación cuando estás a una hora de defenderla, ¡Relájate! ya tienes las ideas básicas de qué investigar.

¿Cómo hacer la tesis?

Como me salga… ¡No! No se trata de hacerla como te salga, has pasado cinco o más años estudiando  ¿tan poco merece tu esfuerzo como para dejar plasmado tu conocimiento “como salga”?  creo que no.  Reconozco que hay deficiencias en las universidades y  en ocasiones no se enseñan bien los métodos de investigación es por ello que en las bibliotecas encontramos muchas tesis que no llenan las expectativas de un estudiante universitario, pero esto no es excusa para que no hagas tu mejor esfuerzo.

Para realizar tu investigación debes usar un método científico, este se refiere  a una serie de etapas que el investigador debe seguir para obtener un conocimiento válido desde el punto de vista científico; para ello, se utilizan ciertos instrumentos que resulten fiables.  Este método reduce la influencia de la subjetividad de la persona que investiga en su trabajo.

Mario Bunge plantea los siguientes pasos del método científico:

  1. Descubrir el problema a investigar.
  2. Documentar y definir el problema.
  3. Imaginar una respuesta probable al problema (hipótesis).
  4. Deducir o imaginar consecuencias de las hipótesis o subhipótesis empíricas.
  5. Diseño de la verificación de las hipótesis
  6. Puesta a prueba o contraste con la realidad de las hipótesis a través de sus consecuencias o mediante subhipótesis empíricas.
  7. Establecimiento de conclusiones resultado de la investigación.
  8. Extender las conclusiones o generalizar los resultados.

Recuerda que debes usar un método, lo que significa que es un procedimiento a seguir, por lo tanto, si no tienes clara una etapa de tu investigación no debes avanzar a la siguiente, si lo haces, te encontrarás con serios problemas al final.

Cabe señalar que existen diversos métodos de investigación, seguramente ya has escuchado el método hipotético deductivo y el inductivo. El primero, considera que la conclusión se halla implícita dentro las premisas. Esto quiere decir que las conclusiones son una consecuencia necesaria de las premisas: cuando las premisas resultan verdaderas y el razonamiento deductivo tiene validez, no hay forma de que la conclusión no sea verdadera[1].

El método inductivo, permite obtener conclusiones generales a partir de premisas particulares. Se trata del método científico más usual, en el que pueden distinguirse cuatro pasos esenciales: la observación de los hechos para su registro; la clasificación y el estudio de estos hechos; la derivación inductiva que parte de los hechos y permite llegar a una generalización; y la contrastación[2].

En cualquiera de los métodos que utilices debes tener en cuenta cómo es  su razonamiento, en las próxima entregas  explicaremos cómo se da el razonamiento de los dos métodos mencionados.

¡Ánimos!

 

 

[1] http://definicion.de/metodo-deductivo/

[2] Ibíd.

Anuncios